Plaza del funicular bilbao

El Museo Guggenheim se encuentra a poca distancia del funicular, paseando a lo largo del río Nervión y cruzando el puente de Zubizuri.


  • chica busca ayuda economica en valencia.
  • la mejor escena de sexo.
  • Funicular de Archanda.
  • ¿Cómo llegar?.

Había un casino y varios bares y restaurante. Para aquellos que prefieren descubrir la fabulosa gastronomía vasca, aquí va una recomendación.

Funicular - Bilbao Turismo

Días festivos: Tiene capacidad de hasta 70 personas. Contacte con nosotros Conocenos RentalBuzz. Por semana.

La historia secreta del funicular de Artxanda

Por noche. Servicios Piscina.

Cabecera común a Bilbao.net

Vistas al mar. Aire acondicionado.

Se consideran mascotas. TV por cable o satélite. Accesible para silla de ruedas.

Rutas y panorámicas

Su arquitecto, Ricardo Bastida, enriqueció Bilbao con edificios que hoy son parte indisoluble del alma de esta ciudad, como "Azkuna Zentroa". Este lavadero combina ladrillos y azulejos en una estética modernista extraña en una ciudad donde no terminó de cuajar. El funicular es centenario. Fue un proyecto largamente anhelado en Bilbao que por fin cuajó en , cuando realizó su primer viaje para cercar Artxanda al centro de la villa. Aunque su maquinaria fue diseñada en Suiza su historia lo hace tan bilbaíno como el Tilo del Arenal.

Funicular de Artxanda / Artxandako Funikularra

Nos subiremos en él como tantos y tantos viajeros han hecho a lo largo de estos casi cien años de historia, y cuando bajemos ya estaremos en otro mundo, estaremos en Artxanda. Artxanda es un parque urbano sobre la ciudad: Los jardines nos invitan a acercarnos al mirador que se asoma a la villa para poder abarcar Bilbao en una mano. Una huella digital vigila la ciudad; la impronta dejada por los gudaris que defendieron Bilbao del avance fascista se ha hecho acero con el tiempo, para no olvidar.


  • mujer millonaria busca hombre!
  • mujeres solteras en calarca quindio.
  • trio con dos tias.
  • cam sin registro.

A nuestros pies la estampa de la transformación de Bilbao. Al fondo, frente a nosotros el Pagasarri, la otra montaña que cierra Bilbao nos reta desde su altura.

admin